BiOmega

Sumérjase en los beneficios que BiOmega™ de USANA® ofrece al cuerpo y al cerebro

BiOmega™ de USANA®

Las grasas concentradas omega 3 del aceite de pescado más vitamina D favorecen al corazón, el cerebro, los ojos y más, empezando por la fuente de la salud: las células.

Con BiOmega™ de USANA®, obtenga las grasas benéficas que su organismo y cerebro necesitan para estar en perfectas condiciones. Ningún programa nutricional saludable está completo sin una fuente de omega 3 saludable. Estos ácidos grasos actúan de tal forma que lo mantienen saludable desde antes del nacimiento hasta la edad madura, pero de por sí, el cuerpo no puede fabricar muchos omega 3. Por lo tanto, comer pescado graso un par de veces a la semana es una forma de incrementar su consumo, pero agregar BiOmega de USANA todos los días, facilita que su dieta incluya abundantes omega 3.*

BiOmega consiste en una dosis concentrada de aceite de pescado purificado, de alta calidad, que se traduce en múltiples beneficios para el bienestar cotidiano. Se ha demostrado en miles de estudios que los omega 3 favorecen a diversos aspectos de la salud:*

  • Funcionamiento celular
  • Respuesta inmunitaria equilibrada
  • Salud cardiovascular
  • Actividad del cerebro y los nervios
  • Salud de la vista
  • Embarazo saludable
  • Recuperación articular y posterior al ejercicio

Por otra parte, las investigaciones no dejan de revelar los beneficios de la suplementación con omega 3, incluida la salud del hígado y los senos. Pero eso no es todo. Este suplemento multitarea se fortifica con vitamina D para apoyar aún más a las células, que es donde empieza la salud.*

Aparte de la vitamina D adicionada, la clave de la efectividad de BiOmega es la cantidad de EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico) de cadena larga que contiene. Tanto el EPA como el DHA han sido estudiados ampliamente, y se ha encontrado que actúan de forma diferente e importante en el organismo. Por otra parte, las formas de omega 3 de cadena larga son más potentes que otros ácidos grasos de cadena corta. Esto significa que usted no tiene que consumir tanto para obtener sus excelentes beneficios para la salud.*

¿Qué son los ácidos grasos de cadena larga y corta?

Los ácidos grasos son el principal componente de los lípidos (grasas) del organismo. Constan de cadenas de átomos de carbono (con algunas otras moléculas, también). Las cadenas de carbono son de diferentes longitudes, y se les conoce como largas, medianas o cortas en función del número de carbonos presentes. Los ácidos grasos se consideran como de cadena corta si tienen de uno a seis carbonos, mediana, si tienen de siete a 12, y larga cuando son más de doce.

Estos ácidos grasos individuales tienen objetivos diferentes en el organismo, según la longitud de su cadena. El ácido alfa linoleico (ALA, por sus siglas en inglés) es un ácido graso de cadena corta que en el organismo puede convertirse en ácidos de cadena larga, como el DHA. Aunque el proceso no es tan eficiente como ingerir DHA o EPA directamente, de todas formas es saludable. Basta con que usted consuma más ALA para obtener los mismos beneficios. Por eso, recibirlo ya como cadena larga en la dieta ayuda a satisfacer la demanda nutricional del organismo.*

BiOmega ofrece una de las dosis más concentradas de EPA y DHA que se pueden encontrar. Se fabrica responsablemente a partir de pescado de aguas frías profundas. Además, se aromatiza con aceite de limón para ayudar a minimizar todo resabio de pescado. (Tomar el suplemento con los alimentos también debe ayudar a reducir cualquier problema de resabio). Por estas razones, BiOmega es una excelente opción para apoyar la salud del organismo en general.*

Datos concretos sobre las grasas

Las grasas son parte esencial de la dieta. Sin embargo, debe limitarse el consumo de las no saludables y enfocarse en consumir el tipo adecuado de grasas.

Las grasas que deben limitarse son las saturadas y las trans. Las grasas saturadas están en carnes rojas, leche, mantequilla y queso; no son tan dañinas como las trans, pero deben consumirse con moderación. Los ácidos grasos trans (se encuentran en aceites vegetales parcialmente hidrogenados) son aún más perjudiciales para la salud. Haga lo posible por evitarlos, o cuando menos, limitarlos en la dieta. Son esas grasas que se solidifican a temperatura ambiente; influyen en el incremento de lipoproteínas de baja densidad (LDL, el colesterol malo) y en la formación de los depósitos grasos que obstruyen las arterias.

Las grasas buenas son las monoinsaturadas contenidas en aceites vegetales, aguacate, nueces y semillas, y son buenas porque no fomentan los depósitos grasos arteriales. Y los ácidos grasos poliinsaturados —en especial los omega 6 y los omega 3— son los más favorables para la salud en general.*

Los ácidos grasos omega 6 se encuentran en carne de ave, verduras de hoja verde, huevos, nueces y aceites vegetales.

Hay muchos tipos de omega 3, pero los tres de los que más se habla son ácido alfa linoleico, EPA y DHA. Las semillas de linaza y chía, así como el nogal, son fuentes de ácido alfa linoleico, el cual se convierte en EPA y DHA en el organismo. Los omega 3 del EPA y el DHA se pueden obtener directamente de fuentes alimenticias, como el pescado graso —salmón macarela, atún, sardinas y anchoas, o el aceite de krill.

Los ácidos grasos omega 3 y omega 6 compiten por las mismas enzimas que desencadenan la producción de eicosanoides en el organismo (más al respecto a continuación). Por otra parte, es importante que haya equilibrio entre ellos para asegurarse de obtener los beneficios de ambos.*

Muchos expertos creen que lo ideal es una relación de 1:1 entre omega 3 y omega 6, pero 4:1 es un buen objetivo para la salud general de la mayoría de la gente. No obstante, las dietas promedio suelen incluir significativamente más ácidos grasos omega 6 porque se encuentran en muchos alimentos procesados. No es raro ver relaciones de 16:1 (o mayores) entre ácidos grasos omega 6 y omega 3.*

Esto significa que los omega 6 podrían bloquear los beneficios de los omega 3 de la dieta y que podría no haber omega 3 que contrarrestara el exceso de omega 6, lo cual incidiría negativamente en la salud.*

Desafortunadamente, este desequilibrio es frecuente. A pesar de los obvios beneficios relacionados con los ácidos grasos omega 3, las encuestas sobre la dieta apuntan hasta 90 por ciento de personas que sencillamente no obtienen suficiente de su alimentación. La mayoría de los individuos solo consume de 30 a 100 mg de EPA/DHA diariamente, mucho menos de las cantidades recomendadas de entre 250 mg y 2 gramos al día.

Comer pescado graso es una forma de incrementar la ingesta de omega 3. Se recomienda consumir cuando menos dos porciones de unos 200 gramos (seis onzas) de pescado graso a la semana para cubrir lo recomendado por los expertos.

BiOmega es una excelente solución si usted no puede o no desea comer tanto pescado, por preferencia personal o por dudas relacionadas con las toxinas que se asocian con ciertos tipos de pescado. El mercurio o los bifenilos policlorados (PCB, por sus siglas en inglés, o compuestos clorinados orgánicos) suelen ser los más preocupantes. Los suplementos de aceite de pescado de calidad representan una forma segura y efectiva de incrementar los niveles de omega 3 y ayudar a mantener un balance adecuado. Usted se sentirá bien así: apoyo para la salud sin el temor de la contaminación que puede derivarse del consumo de ciertos tipos de pescado entero.*

No hay nada sospechoso en la calidad del aceite de pescado de BiOmega de USANA

El aceite contenido en BiOmega no es aceite de hígado, proviene de todo el cuerpo de anchoas y sardinas —pescados pequeños de vida corta. Estos pescados contienen naturalmente menos contaminantes que especies más grandes, como el pez espada y la caballa. También provienen de fuentes reguladas para garantizar su calidad. De hecho, la materia prima (previa a la refinación) de los aceites utilizados en BiOmega ya es más baja en PCB de lo establecido en las pautas para productos terminados.

El aceite se concentra y refina mediante destilación fraccional. En otras palabras, los compuestos químicos se separan en diferentes puntos de ebullición. Con este proceso de destilación molecular se eliminan las impurezas y los ácidos grasos trans, de tal forma que solo quedan los componentes benéficos clave. El aceite terminado vuelve a someterse a pruebas de detección de metales pesados y otros contaminantes para garantizar que cumpla con los estándares de pureza más estrictos.

El aceite de pescado proviene de subproductos de las industrias de la harina de pescado y el enlatado, no se pesca exclusivamente para la producción del aceite, además de que todos los productos de desecho se convierten en biocombustible para ayudar al abastecimiento de energía de las instalaciones de producción, en Nueva Escocia.

La buena salud empieza con un adecuado funcionamiento celular

La acción de BiOmega favorece la protección de la buena salud en el nivel más básico: el celular. Empecemos por ver de qué manera los ácidos grasos omega 3 desempeñan un papel clave en la estructura celular.

Todas las células del organismo están rodeadas de una membrana plasmática. Los ácidos grasos de la dieta se incorporan a las membranas celulares para formar una bicapa de fosfolípidos (ácidos grasos combinados con un fosfato). La membrana actúa como una barrera selectiva que impide o permite que entren cosas; es un guardián que regula el agua, el oxígeno, los nutrientes y otros compuestos que pueden atravesar la barrera de lípidos. Las proteínas de la membrana celular representan también la forma en que las células envían y reciben señales de comunicación.*

Como las membranas celulares están constituidas por los ácidos grasos de la dieta, su rigidez o flexibilidad dependen directamente de lo que usted coma. Las membranas celulares rígidas no le hacen ningún favor. Cuando se endurecen, se dificulta la entrada y salida de las cosas que necesitan las células para desarrollarse.

Para garantizar la flexibilidad de las membranas celulares se requiere mantener un equilibrio adecuado entre ácidos grasos saturados e insaturados. Si usted consume demasiados ácidos grasos saturados, que son más rígidos, sus membranas también podrían tornarse rígidas. Los omega 3, especialmente el DHA, es una de las grasas estructurales clave que se pueden consumir para ayudar a que las membranas celulares conserven su flexibilidad y salud.*

Más allá de formar parte de la estructura de las células, los ácidos grasos omega 3 y omega 6 desempeñan muchas funciones en el organismo. Se necesitan para producir una familia de compuestos llamados eicosanoides (prostaglandinas, tromboxanos y leucotrienos), sustancias de tipo hormonal que controlan muchos procesos naturales del organismo, entre otros, la contracción y relajación vascular, así como la coagulación de la sangre.*

Con los eicosanoides, se puede tener demasiado de algo bueno. El exceso de ácido araquidónico —ácido graso omega 6— en las membranas celulares, podría resultar en una sobreproducción de eicosanoides, lo cual, a su vez, a la larga podría provocar lesiones en los tejidos.

Manteniendo una relación adecuada de omega 6 y omega 3 en las células, se obtiene una especie de sistema de controles y equilibrios. Una cantidad suficiente de omega 3 ayuda a controlar la cantidad y los tipos de eicosanoides producidos, lo cual favorece que las actividades celulares sean normales y balanceadas. Algunas de esas actividades pueden influir en la salud del funcionamiento inmunitario y la respuesta al estrés.*

Además de influir en los eicosanoides, los omega 3 también influyen para que la señalización celular sea saludable, y la expresión génica, normal.*

Asimismo, la vitamina D de BiOmega participa con los omega 3 en el mantenimiento de la salud de las células. Hay receptores de vitamina D prácticamente en todas las células del organismo. Este hecho ilustra la importancia de dicha vitamina para la salud y el funcionamiento del organismo en general. Sin embargo, una abrumadora mayoría de personas presenta deficiencias de tan vital nutriente. Otra de las ventajas de BiOmega es que usted recibe suficiente todos los días.*

Los nutrientes contenidos en BiOmega son vitales para muchos aspectos de la salud, pues ejercen un amplio impacto en el funcionamiento fisiológico en el nivel más fundamental. *

BiOmega actúa en el corazón de la salud cardiovascular

Hace mucho tiempo que los pescados grasos son básicos en la dieta mediterránea y la DASH, que favorecen la salud cardiaca, y con mucha razón. Los omega 3 y el aceite de pescado abundan en beneficios para la salud cardiovascular, beneficios que se han verificado en diversos estudios epidemiológicos y aleatorizados controlados de gran escala.

¿Qué cantidad se necesita para obtener esos beneficios cardiovasculares? La American Heart Association recomienda dos porciones de pescado graso a la semana suplementadas con aceite de pescado, en caso necesario. La Organización Mundial para los Omega 3 EPA y DHA (GOED, por sus siglas en inglés) sugiere que se tomen de 500 a 1000 mg diarios, aparte de que en ciertos estudios se ha demostrado la ventaja de ingestas aún más elevadas.*

Los niveles concentrados de EPA y DHA de BiOmega se diseñaron pensando en la salud del corazón. ¿Cómo demuestra BiOmega su amor por el corazón? Se lo decimos a continuación:*

  • En investigaciones favorables, aunque no concluyentes, se demuestra que el consumo de EPA y DHA podría reducir el riesgo de enfermedades cardiacas coronarias. Una porción de BiOmega proporciona 1050 mg de los ácidos grasos omega 3 EPA y DHA. [Véase la información nutricional para el contenido de grasas totales, grasa saturada y colesterol].*
  • El EPA y el DHA ayudan a mantener niveles plasmáticos saludables de lipoproteínas de alta densidad (HDL, o colesterol bueno) y triglicéridos (un tipo de grasa), importantes para el funcionamiento saludable de las arterias y el flujo sanguíneo.*
  • Los niveles plasmáticos elevados de omega 3 se han relacionado con el mantenimiento de niveles de presión sanguínea *
  • El consumo de ácidos grasos omega 3 en la dieta se asocia con la salud endotelial, importante para una buena circulación.*
  • La suplementación con ácidos grasos omega 3 se ha relacionado con la flexibilidad arterial, que es uno de los factores de la buena salud cardiovascular.*
  • El consumo de un gramo de ácidos grasos omega 3 marinos al día suele asociarse con el mantenimiento de un ritmo cardiaco en reposo saludable.*

BiOmega es alimento para el cerebro

El cerebro es el órgano maestro del organismo: controla todo, de la respiración al equilibrio y de la memoria al estado de ánimo. Una buena nutrición desempeña un papel significativo en el mantenimiento de la salud del cerebro en general. Con BiOmega, usted puede proporcionar al cerebro las grasas benéficas que requiere.*

Los ácidos grasos omega 3 son un componente clave de las membranas de las células cerebrales, de ahí que formen parte integral del desarrollo, estructura y funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso central. Las membranas celulares saludables y flexibles ayudan a garantizar que los mensajes químicos de las neuronas se envíen y reciban. Este proceso es vital para la comunicación celular, además de que incide en el aprendizaje, la memoria y otros procesos cognitivos complejos.*

El principal ácido graso omega 3 del cerebro es el DHA, de manera que mantenerlo en niveles adecuados, ayuda a muchas funciones cerebrales, entre otras, a que la actividad enzimática y la eléctrica sean normales, igual que la neurotransmisión. Esto llega a ser especialmente importante para los adultos mayores.*

Una ojeada a cómo BiOmega favorece la salud de la vista

El cerebro no es el único lugar en que abunda el DHA, también apoya la salud de la vista, pues se concentra de forma natural en la retina. Esta parte del globo ocular, sensible a la luz, envía señales ópticas al cerebro, donde se forman las imágenes visuales. El DHA protege las células de los ojos, favorece la flexibilidad de las membranas de los fotorreceptores y ayuda a preservar la integridad de la retina. *

Además, el DHA puede ayudar a mantener ese brillo saludable de los ojos, los lubrica para preservar una visión normal y para que se sientan cómodos. Esto lo lleva a cabo dando apoyo a la actividad de la glándula de los ojos que produce el componente oleoso de las lágrimas.*

Algunos de los beneficios del omega 3 ya descritos respecto de la salud del corazón, podrían relacionarse también con la salud de los ojos, que tienen vasos sanguíneos diminutos. Y así como apoyan la salud vascular, los omega 3 de BiOmega también ayudan a proteger el funcionamiento saludable de la vista.*

Los omega 3 ayudan a un embarazo saludable y a tener bebés saludables

BiOmega debe ser una parte importante de su dieta diaria si está embarazada, si podría estarlo o si está amamantando. Un vitamínico prenatal de calidad, como Prenatal CellSentials, le ofrece las importantes vitaminas, minerales y antioxidantes que necesita. BiOmega proporciona los omega 3 que le ayudarán a tener un embarazo saludable, a estabilizar el estado de ánimo después de dar a luz y al crecimiento y desarrollo fetal normal.*

¿Por qué los suplementos? Es casi imposible que la dieta de por sí aporte los mayores niveles de DHA y EPA que se necesitan durante el embarazo, además de que, sabiamente, muchas madres evitan los mariscos durante el embarazo y la lactancia por el riesgo de los contaminantes. Esto impacta significativamente en la ingesta de omega 3. Un suplemento puede ayudarle a obtener las cantidades adecuadas de DHA y EPA que necesita sin el riesgo de los contaminantes.*

El aceite de pescado presente en BiOmega puede ayudar a que su bebé empiece a vivir inteligentemente. El DHA es una de las grasas dominantes de las células nerviosas del cerebro del feto y del recién nacido. En estudios observacionales se encontró que el consumo de ácido graso omega 3 durante el embarazo, se relaciona con muchos y muy diversos aspectos del desarrollo cognitivo del niño. Todos los factores siguientes se han relacionado con los niveles de ingesta de omega 3 durante el embarazo:*

  • Reconocimiento/memoria visual
  • Inteligencia verbal
  • Comportamiento
  • CI
  • Habilidades motoras finas
  • Habilidades sociales
  • Habilidades de comunicación

Los requerimientos de grasas saludables de su bebé no acaban cuando nace, se ha demostrado que la suplementación continua con omega 3 durante la lactancia favorece aún más el desarrollo cognitivo.*

Los omega 3 también favorecen el desarrollo saludable de los ojos y el sistema visual. Las membranas de los fosfolípidos neurales concentran selectivamente el DHA en los fotorreceptores y en algunos sitios de señalización celular. La retina incorpora selectivamente el EPA para favorecer la flexibilidad de los ojos. En ciertas investigaciones se ha demostrado que si el DHA de la madre no es suficiente durante el embarazo, a los 60 días de nacido el bebé, su agudeza visual podría estar por abajo del promedio.*

También se han demostrado beneficios del consumo prenatal de ácidos grasos omega 3 para el funcionamiento pulmonar saludable en la infancia.

Además de las ventajas para el desarrollo ya mencionadas, el EPA y el DHA también son componentes importantes para la salud general de los niños pequeños, los adolescentes y los adultos jóvenes. Las fórmulas infantiles adicionadas con DHA favorecen mucho el desarrollo del cerebro del bebé, además de que los niños de más de cuatro años de edad pueden empezar a tomar suplementos de omega 3 con BiOmega Jr de USANA y continuar hasta la a adolescencia.*

La belleza va más allá de la superficie de la piel con BiOmega

El cuidado nutricional de la piel se relaciona con el aspecto de la misma, y usted puede influir para que su cutis se vea saludable si agrega BiOmega a su rutina diaria de belleza.

La deficiencia de ácidos grasos esenciales puede hacer que su piel se reseque y pierda brillo. Si bien los omega 3 no son los principales ácidos grasos de la piel, los suplementos dietarios pueden garantizar que se mantengan en niveles suficientes y favorables para el funcionamiento de barrera de la piel. De todas formas se necesita una protección inteligente contra el sol.*

Mejor condición física con BiOmega en la maleta del gimnasio

Usted se ejercita para que su cuerpo esté en excelentes condiciones. BiOmega puede ayudarle a lograr sus objetivos de acondicionamiento físico, y más. Se ha demostrado en investigaciones que combinar la ingesta de aceite de pescado con ejercicio regular favorece más que el ejercicio solo, especialmente en lo que se refiere a mantener saludables el peso y la grasa corporal, además de apoyar a la salud metabólica.*

BiOmega también puede ayudar a que el organismo se recupere del impacto del ejercicio, y así, usted podrá seguir fortaleciéndose. El aceite de pescado apoya el funcionamiento de las articulaciones y ayuda a conservar la salud de los cartílagos articulares que recubren el extremo de los huesos, en donde se juntan. Después del entrenamiento, los nutrientes de BiOmega suelen ayudar a reducir el dolor muscular y a que los huesos se mantengan fuertes y saludables. Los suplementos de omega 3 también pueden apoyar la respuesta inflamatoria normal y saludable posterior al ejercicio y a las actividades cotidianas.*

Ingredientes clave

  • EPA
  • DHA
  • Vitamina D

Ver toda la lista de ingredientes

Uso

Tome dos (2) cápsulas diariamente, de preferencia con alimentos.

Ideal para

  • Adultos saludables de más de 18 años
  • Mujeres embarazadas o lactantes

Preguntas frecuentes sobre BiOmega de USANA

¿Cuál es la diferencia entre BiOmega y BiOmega Jr.™?

El suplemento a base de aceite de pescado BiOmega de USANA contiene una fuente balanceada y concentrada de ácidos grasos omega-3 benéficos, incluyendo EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico) en una práctica cápsula.

BiOmega Jr de USANA. Es un suplemento a base de aceite de pescado que aporta cantidades adecuadas de ácidos grasos omega-3 como ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA) y vitamina D, en un delicioso gel saborizado sin azúcar que es amigable para niños o adultos que tienen dificultad para tragar las cápsulas.

¿Qué tanto EPA y DHA contiene BiOmega?

Cada porción de BiOmega (2 cápsulas) contiene un total de 1200 mg de ácidos grasos omega-3.  De los cuales 580 mg son de ácido eicosapentaenoico (EPA) y 470 mg son de ácido docosahexaenoico (DHA).

¿Se puede consumir BiOmega™ durante el embarazo y la lactancia?

Las investigaciones han demostrado claramente que los ácidos grasos esenciales son importantes para los bebés en desarrollo, y muchas mujeres no reciben lo suficiente tan solo de su dieta.  Durante el embarazo, los ácidos grasos omega-3, particularmente el DHA, apoyan el desarrollo del cerebro, ojos y nervios, especialmente durante el último trimestre.*

¿Cómo se purifica BiOmega?

BiOmega™ se purifica a través de destilación molecular al alto vacío. (De hecho, destilamos el producto dos veces para asegurar un máximo nivel de pureza.)

La destilación molecular elimina impurezas (metales pesados, dióxidos, etc.), grasas saturadas y otros compuestos orgánicos indeseables, dejando sólo los componentes benéficos clave del aceite de pescado.  La destilación molecular es suave, tiene un tiempo de permanencia en calor excepcionalmente bajo y se lleva a cabo en una aspiradora al vacío para reducir todavía más los requisitos de calor.  Adicionalmente, BiOmega es un aceite derivado de todo el cuerpo del pescado (no derivado del hígado), elaborado a partir de anchoas y sardinas silvestres, pequeños peces con una expectativa de vida corta que naturalmente contienen muchos menos contaminantes que los pescados de especies más grandes (como el salmón y el atún, etc.)

¿BiOmega contiene grasas trans?

Todos los productos USANA, incluyendo BiOmega, están completamente libres de ácidos grasos trans.

¿BiOmega contiene vitamina A?

No, BiOmega no contiene vitamina A.  A menos que el fabricante lo agregue, sólo los suplementos a base de pescado elaborados a partir del hígado del pescado contienen vitamina A (como el aceite de hígado de bacalao).

¿Puedo extraer el líquido de las cápsulas de BiOmega?

La principal preocupación respecto a la apertura de las cápsulas de BiOmega es la dificultad de vaciar las cápsulas por completo, lo cual puede reducir la cantidad de ingredientes activos que se reciben.  (Además, puede ser difícil enmascarar el sabor del aceite de pescado extraído.)

Suponiendo que el sabor no fuera una preocupación y que la cápsula pudiera vaciarse por completo, no debería haber problema alguno con el hecho de consumir BiOmega de esta forma.  Sólo asegúrese de consumir el líquido de inmediato, ya que no está diseñado para estar expuesto al aire.

¿Qué especies de pescado se usan para hacer BiOmega™?

BiOmega™ es un aceite derivado de todo el cuerpo del pescado (no derivado del hígado), elaborado a partir de anchoas y sardinas, pequeños peces con expectativa de vida corta, que naturalmente contienen muchos menos contaminantes que los pescados más grandes (como el salmón, el atún, etc.) De hecho, los aceites que son la materia prima (previos a la refinación) utilizados en BiOmega ya tienen menos PCB que lo que se establece en los lineamientos para productos terminados. Luego se purifican a través de un proceso llamado destilación molecular al alto vacío (dos veces), y el producto terminado es sometido a prueba nuevamente para verificar que no haya metales pesados ni otros contaminantes.

¿Por qué BiOmega no contiene ácidos grasos omega-6 o ácidos grasos omega-9?

El aceite de pescado comúnmente contiene cantidades mínimas de ácidos grasos omega-6 y ácidos grasos omega-9.  Si una compañía añadiera cantidades importantes de estos nutrientes a un suplemento a base de aceite de pescado, el tamaño y/o el número de cápsulas tendría que aumentar.

Además, los ácidos grasos omega-6 tienden a ser más predominantes en la dieta que los ácidos grasos omega-3, y si bien los ácidos grasos omega-9 son benéficos y saludables, no son considerados como “esenciales” (ya que el cuerpo humano es capaz de sintetizarlos).

¿Cómo elimino el regusto a pescado asociado a los suplementos a base de aceite de pescado?

Se agrega aceite de limón a BiOmega para ayudar a reducir el potencial regusto a pescado.
Si aun así encuentra que el sabor es molesto, pruebe tomarlo con las comidas.

¿Cuál es el contenido calórico de BiOmega?

10 calorías por cápsula, 20 calorías por dosis diaria.

¿BiOmega contiene gluten?

Las tabletas y cápsulas USANA no contienen trigo, avena, centeno, cebada ni gluten.

Para consultar información sobre alérgenos, visite:

¿Puedo tomar BiOmega si soy alérgico al pescado?

En el caso de personas con una alergia específica a los pescados grasos (por ejemplo, salmón, macarela, arenque, sardinas, anchoas), BiOmega por lo general no se recomendaría, excepto bajo recomendación de un médico.

En el caso de personas específicamente alérgicas a los mariscos (por ejemplo, camarones, cangrejo, langosta), BiOmega no debería representar ningún problema ya que no contiene ingredientes derivados de mariscos.

Referencias

Ryan AS, Nelson EB. Assessing the effect of docosahexaenoic acid on cognitive functions in healthy, preschool children: a randomized, placebo-controlled, double-blind study. Clin Pediatr (Phila). 2008;47(4):355-62.

Sinn N, Bryan J. Effect of supplementation with polyunsaturated fatty acids and micronutrients on learning and behavior problems associated with child ADHD. J Dev Behav Pediatr. 2007;28(2):82-91.

Williams C, Birch EE, Emmett PM, Northstone K, the Avon Longitudinal Study of Pregnancy and Childhood (ALSPAC) Study Team. Stereoacuity at age 3.5 y in children born full-term is associated with prenatal and postnatal dietary factors: a report from a population-based cohort study. 2001. Am J Clin Nutr 73:316-22.

Barceló-Coblijn G, Murphy EJ, Othman R, Moghadasian MH, Kashour T, Friel JK. Flaxseed oil and fish-oil capsule consumption alters human red blood cell n–3 fatty acid compositions: a multiple-dosing trial comparing 2 sources of n–3 fatty acids. 2008. AJCN 88(3):801-9.

Bourre JM. Roles of unsaturated fatty acids (especially omega-3 fatty acids) in the brain at various ages and during ageing. 2004. J Nutr Health Aging 8(3):163-74.

Greenberg JA, Bell SJ, Ausdal WV. Omega-3 Fatty Acid Supplementation During Pregnancy. 2008. Rev Obstet Gynecol 1(4):162–169.

Holub DJ, Holub, BJ. Omega-3 fatty acids from fish oils and cardiovascular disease. 2004. Mol Cell Biochem 263(1-2):217-25.

Kris-Etherton PM, Harris WS, Appel LJ; American Heart Association. Nutrition Committee. Fish consumption, fish oil, omega-3 fatty acids, and cardiovascular disease. 2002. Circulation 106(21):2747-57.

Looker AC, Pfeiffer CM, Lacher DA, Schleicher RL, Picciano MF, Yetley EA. Serum 25-hydroxyvitamin D status of the US population: 1988-1994 compared with 2000-2004. 2008. AJCN 88(6):1519-1527.

Lopez-Garcia E, Schulze MB, Manson JE, Meigs JB, Albert CM, Rifai N, Willett WC, Hu FB. Consumption of (n-3) Fatty Acids Is Related to Plasma Biomarkers of Inflammation and Endothelial Activation in Women. 2004. J Nutr 134:1806-11.

Saintonge S, Bang H, Gerber LM. Implications of a New Definition of Vitamin D Deficiency in a Multiracial US Adolescent Population: The National Health and Nutrition Examination Survey III. 2009. Pediatrics 123(3):797-803.

Sinikovic DS, Yeatman HR, Cameron D, Meyer BJ. Women’s awareness of the importance of long-chain omega-3 polyunsaturated fatty acid consumption during pregnancy: knowledge of risks, benefits and information accessibility. 2009. Public Health Nutrition 12:562-569.

Tartibian B, Maleki BH, and Abbasi A. Omega-3 fatty acids supplementation attenuates inflammatory markers after eccentric exercise in untrained men. Clin J Sport Med 2011 Mar;21(2):131-7.

Uauy R, Hoffman DR, Mena P, Llanos A, Birch EE. Term infant studies of DHA and ARA supplementation on neurodevelopment: results of randomized controlled trials. 2003. The Journal of Pediatrics 143(4), S1:17-25.

Schools Physical Activity and Nutrition Survey (SPANS)

Connor WE. Importance of n-3 fatty acids in health and disease. 2000. Am J Clin Nutr 71(supply):171S-5S.

Dalton A, Wolmarans P, Witthuhn RC, Van stuijvenberg ME, Swanevelder SA, Smuts CM. A randomised control trial in schoolchildren showed improvement in cognitive function after consuming a bread spread, containing fish from a marine source. 2008. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids. 80(2-3):143-9.

Hoffman DR, Theuer RC, Castañeda YS, Wheaton DH, Bosworth RG, O’Connor AR, Morale SE, Wiedemann LE, Birch EE. Maturation of Visual Acuity is Accelerated in Breast-Fed Term Infants Fed Baby Food Containing DHA-Enriched Egg Yolk. 2004. J Nutr 134:2307-13.

Simopoulos AP. 2002. The importance of the ratio of omega-6/omega-3 essential fatty acids. Biomed Pharmacother 56(8): 365-79.

Kiecolt-Glaser J, et al. 2012. Omega-3 supplementation lowers inflammation in healthy middle-aged and older adults: A randomized controlled trial. Brain, Behavior, and Immunity 26(6): 988-995.

Kiecolt-Glaser, et al. 2011. Omega-3 supplementation lowers inflammation and anxiety in medical students: A randomized controlled trial. Brain, Behavior, and Immunity 25(8): 1725-1734.

Surette M. 2008. The science behind dietary omega-3 fatty acids. CMAJ 178(2): 177-180.

Haag M. 2003. Essential fatty acids and the brain. Can J Psychiatry 48: 195-203.

Querques G, Forte Raimondo, Souied E. 2011. Retina and omega-3. J Nutr Metab [Internet] [accessed 11 April 2018] Available at https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3206354/

Kang J. 2012. Reduction of heart rate by omega-3 fatty acids and the potential underlying mechanisms. Front Physiol 3: 416.

Dyall S. 2015. Long-chain omega-3 fatty acids and the brain: a review of the independent shared effects of EPA, DPA, and DHA. Front Aging Neurosci [Internet] [accessed 5 April 2018] Available at https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fnagi.2015.00052/full

Tan Z, et al. 2012. Red blood cell omega-3 fatty acid levels and markers of accelerated brain aging. Neurology 78(9): 658-664.

Denis I, Potier B, Heberden C, Vancassel S. 2015. Omega-3 polyunsaturated fatty acids and brain aging. Curr Opin Clin Nut Met Car 18(2): 139-146.

Coletta J, Bell S, Roman A. 2010. Omega-3 fatty acids and pregnancy. Rev Obstet Gynecol 3(4): 163-171.

Helland IB, et al. 2003. Maternal supplementation with very-long-chain n-3 fatty acids during pregnancy and lactation augments children’s IQ at 4 years of age. Pediatrics 111(1): e39-44.

Escamilla-Nuñez MC, et al. 2014. Omega-3 fatty acid supplementation during pregnancy and respiratory symptoms in children. Chest 146(2): 373-382.

Barker T, Henriksen VT, Martins TB, Hill HR, Kjeldsberg CR, Schneider ED, Dixon BM, & Weaver LK (2013). Serum 25-hydroxyvitamin D predicts muscular weakness after intense exercise. Nutrients, 5; 1253-75.

Barker T, Martins TB, Hill HR, Kjeldsberg CR, Dixon BM, Schneider ED, Henriksen VT, & Weaver LK (2014). Vitamin D sufficiency associates with an increase in anti-inflammatory cytokines after intense exercise in humans. Cytokine, 65: 134-137.

https://www.meg-3.com/en_US/health-benefits.html

También Puede Interesarle

Selective focus happy couple hugging with positive pregnancy test in bedroom.

Nutrición en el embarazo – Cómo sentar las bases para la salud del embarazo y el bebé

La nutrición en el embarazo es clave para tener un bebé saludable. Entérese de qué se necesita para formular un plan de alimentación saludable durante las diferentes etapas del embarazo.

Leer Ahora

Food sources of omega 3 and healthy fats, top view.

Todo sobre la grasa de la dieta

Resumen de las características químicas de las grasas de la dieta y su papel en la nutrición. Descubra la diferencia entre los tipos de grasas y el lugar que ocupan en la dieta.

Leer Ahora

5 deliciosos alimentos para la salud del corazón que le van a encantar

Conozca cinco alimentos saludables para el corazón y por qué son tan buenos. Sugerencias para diseñar una dieta saludable para el corazón.

Leer Ahora

*Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Fármacos y Alimentos. Este producto no tiene como fin diagnosticar, tratar, curar ni prevenir enfermedad alguna.

¿No encuentra lo que busca? Repita la búsqueda o mande una pregunta aquí