Principios básicos de la medicina tradicional china

Su salud hoy podría verse beneficiada si mira miles de años atrás. Recurra a la historia, y encontrará sabiduría y prácticas ancestrales de las cuales tal vez haya oído hablar, pero que posiblemente no entiende por completo: la medicina tradicional china.

La medicina tradicional china es una de las formas más antiguas de medicina.  Sin embargo, en un mundo que predominantemente recurre a la ciencia médica occidental, la medicina tradicional china está recuperando su popularidad.  Muchos de los principios y de la sabiduría ancestral de la medicina tradicional china actualmente están siendo integrados en estrategias holísticas.

La medicina tradicional china tiene miles de años

La medicina tradicional china, también conocida como “medicina oriental” surgió en la antigua China continental.  Tiene más de 2500 años y desde entonces ha ido evolucionando y perfeccionándose, incluso para quienes confían en la moderna “medicina occidental”, la cual solo tiene un par de cientos de años.  Sin embargo, es mucho lo que se puede aprender de las prácticas de la medicina tradicional china.

Pero, ¿qué es exactamente la medicina tradicional china?  El entendimiento de las premisas de la medicina tradicional china comienza con las filosofías subyacentes.

El yin y el yang son la base de la medicina tradicional china

La naturaleza es el sello distintivo de la medicina tradicional china. La premisa básica de la medicina tradicional china es que nuestro cuerpo es un microcosmos del mundo y el universo que nos circundan.  Usted probablemente ha oído hablar del “yin” y del “yang” (o al menos ha visto el símbolo).

El yin y el yang son la base de la ciencia oriental y de la medicina china tradicional.  Es el concepto de que las fuerzas opuestas de hecho son complementarias, esenciales, y que necesita existir en equilibrio y armonía para que haya una salud óptima.  Algunos ejemplos son:

  • luz y obscuridad
  • positivo y negativo
  • fuego y agua
  • el bien y el mal
  • hombre y mujer
  • expansión y contracción

Piénselo de esta manera: las sombras no pueden existir sin luz, y la premisa de muchos súper héroes modernos del cine es que el bien no puede existir sin el mal.

La premisa básica subyacente del yin y el yang en la medicina tradicional china es que estas fuerzas aparentemente opuestas necesitan existir en equilibrio y armonía.  Se piensa que la armonía entre el yin y el yang favorece la salud y, por otra parte, se cree que el desequilibrio provoca enfermedad.

El Qi —o la fuerza vital— es un concepto importante en la medicina tradicional china

El Qi (se pronuncia “chi”), se define generalmente como la energía vital que fluye por el cuerpo de todo ser viviente.  La traducción literal de este carácter chino significa “moldeado por la energía de la naturaleza”.  Los chinos creían que el Qi permeaba todo y que establecía un lazo entre su cuerpo y el medio ambiente circundante.

El concepto del Qi está profundamente enraizado en la medicina tradicional china.  El concepto fue observado por primera vez en las escrituras más antiguas de la medicina tradicional china, aptamente nombrada “Escritura interna”.  El concepto es que la energía vital circula por nuestro cuerpo a través de vías conocidas como “meridianos”.  Se cree que los síntomas o enfermedades manifiestas son resultado de un Qi bloqueado, alterado o desequilibrado que se mueve a través de nuestros meridianos.

Se piensa que un Qi que fluye adecuadamente es el responsable de muchos aspectos de la salud.  Por lo tanto, uno de los principales enfoques de la medicina tradicional china es el desbloqueo del Qi para que circule adecuadamente por nuestro cuerpo.

Existen cuatro tipos de Qi

Como se mencionó anteriormente, el Qi es la energía que se mueve a través de nuestro cuerpo y del mundo que nos rodea.  Pero puede haber otras energías que pueden afectar esa fuerza vital en circulación.  Los antiguos filósofos chinos y otros practicantes orientales se basaron en esta noción del Qi y posteriormente postularon la existencia de subfracciones de Qi.

Hablando en términos generales, las principales subcategorías del Qi que se establecieron fueron las siguientes:

  • Qi original — Relacionado con la genética y la constitución celular
  • Qi pectoral — Relacionado con el metabolismo, consiste de factores externos como el aire y los alimentos
  • Qi nutritivo — Relacionado con la alimentación y otros factores nutritivos
  • Qi defensivo — Relacionado con la defensa contra el mundo exterior o salud inmunológica

Juntos, estos diversos Qi se dice que forman redes interdependientes en el cuerpo que afectan:

  • Salud mental
  • Emociones
  • Funcionamiento de órganos internos
  • Funcionamiento de órganos sensoriales
  • Salud cardiaca
  • Tejido óseo y conectivo
  • Fluidos corporales
  • Envejecimiento

Así pues, una premisa básica de la medicina tradicional china es que un Qi que fluye adecuadamente y está bien interconectado es esencial para la salud óptima.  Este concepto ha sido recientemente tomado por la ciencia médica occidental.  La biología de los sistemas es el estudio de sistemas biológicos complejos y de las redes que los conectan.

Estas conexiones pueden hacerse a través de la conducción nerviosa, de las hormonas, de moléculas señalizadoras, de impulsos eléctricos o incluso a partir de señales externas como el día y la noche.  Se considera también que un solo estímulo (alimentación, ejercicio, medicinas, estrés, etc.) no afecta solamente a una célula, o a un órgano o incluso a un sistema biológico.  Por el contrario, puede tener efectos de muy amplio alcance en nuestra fisiología, concepto que ha sido valorado por la medicina tradicional china durante miles de años.

Un Qi saludable integra muchos aspectos de las filosofías orientales

El concepto de una energía que se mueve por todo nuestro ser y a través de muchos aspectos de nuestra vida ha permeado en muchos aspectos de las antiguas culturas orientales, muchas de las cuales se han convertido en una corriente prevaleciente —o al menos se ha oído hablar de ellas— en civilizaciones occidentales más modernas.  Estos aspectos incluyen:

  • Feng Shui— es el concepto de armonizar la energía a través de la colocación y disposición de objetos físicos en un espacio. Este cuidadoso equilibrio del Qi a través de un espacio puede afectar la salud, la riqueza y el vigor de los ocupantes.
  • Qigong—es el concepto de equilibrio del Qi a través de movimientos coordinados, atención, respiración rítmica y estados meditativos. Se utiliza durante el ejercicio, la sanación y en el entrenamiento de artes marciales.
  • Artes marciales—relacionado con el Qigong, este concepto se conoce como Neijing. Con frecuencia se requieren movimientos lentos preestablecidos, y visualización, para aprender un arte marcial y para concentrar la fuerza Qi interna con el fin de lograr acumular fuerza.
  • Medicina—se pueden utilizar diversas prácticas médicas para ayudar a realinear el Qi. Éstas pueden incluir la herbolaria, la acupuntura, la moxibustión y la reflexología.
  • Paternidad—durante muchos siglos se ha creído que el nacimiento es resultado de la unión y entrelazamiento del Qi de un hombre y una mujer. En la medicina tradicional china, se refiere a la energía que se une o a la unión de esencias.

Existen cinco elementos representados en la medicina tradicional china

Otra filosofía importante en la medicina oriental es lo que se conoce como las “cinco fases” o los “cinco elementos”.  Simbólicamente, estos cinco elementos representan a todos los fenómenos, incluyendo las etapas de la vida humana, y explican el funcionamiento del cuerpo y cómo éste cambia durante la salud y la enfermedad.

Los cinco elementos —o fases— de la medicina tradicional china incluyen y representan filosóficamente:

  • Fuego—tiempo en el que abunda el florecimiento y la energía
  • Tierra—tiempo de transición, como el cambio de las estaciones
  • Madera—tiempo de crecimiento (piense en los árboles que echan brotes en la primavera)
  • Metal—tiempo de cosechar y recolectar
  • Agua—tiempo de quietud y recogimiento

Beneficios de la medicina tradicional china

Los antiguos conceptos de la medicina tradicional china hacen énfasis en un enfoque natural y preventivo.  En el centro de la filosofía de la medicina tradicional china está el concepto de que la acción correctiva y preventiva puede ayudar si se toman las medidas adecuadas.  Esto comienza por una observación detallada por parte de un practicante bien capacitado.  Buscan alteraciones en alguno de los principios de la medicina tradicional china y ofrecen acciones a emprender.  Estos practicantes afirman detectar problemas antes de lo que lo haría la medicina occidental.

Sin embargo, si no se actúa en consecuencia a estas observaciones tempranas, las alteraciones en un aspecto de la medicina tradicional china llevarán a alteraciones en otros aspectos de los principios de la medicina tradicional china y se puede manifestar abiertamente la enfermedad.  Esto viene de las ideas de conexión sobre las cuales leyó anteriormente.

El enfoque preventivo de la medicina tradicional china lo convierte en un buen complemento de la ciencia médica occidental, pues esta mezcla de filosofías puede crear resultados sinérgicos para su salud.

Además, la mezcla entre medicina occidental y la enseñanza de la medicina tradicional china alcanza incluso mayores profundidades.  Solo consideremos el uso de hongos reishi para apoyar el Qi defensivo.  Las investigaciones científicas occidentales han encontrado que los beta glucanos —un carbohidrato complejo frecuentemente presente en ciertas plantas, hongos y bacterias— que tienen estos hongos desempeñan una función en la salud inmunológica a través de la señalización celular.

La medicina tradicional china tenía el conocimiento, los remedios y la historia de éxito, y la medicina occidental encontró el apuntalamiento biológico.  En conjunto, esto nos da un panorama completo de los beneficios y la comprensión de por qué algo funciona.

Tratamientos de medicina tradicional china

La medicina tradicional china se ha ido abriendo paso en literalmente todas las sociedades alrededor del mundo, pero se le han dado diversos nombres.  Algunos de los nombres más populares son: medicina complementaria y alternativa, medicina integrativa, medicina oriental, medicina funcional, medicina holística y medicina alternativa.

Sin embargo, como sea que se le llame, los practicantes utilizan una variedad de protocolos para tratar lo que se cree que está en el origen de un problema de salud subyacente.  Estos pueden incluir intervenciones en torno a la nutrición, alimentación, remedios herbales y diversas prácticas mente/cuerpo.  Estos tratamientos pueden incluir acupuntura, terapia con ventosas, masaje terapéutico, scraping, reflexología, acomodamiento de huesos, técnicas quiroprácticas, respiración, ejercicio y entrenamientos de defensa personal.

En la actualidad, la incorporación de técnicas modernas y convencionales, como el uso de productos farmacéuticos y la cirugía, también se pueden integrar en el enfoque de la medicina tradicional china y viceversa.  Pensemos en la manera en la que las técnicas de respiración, el masaje o la acupuntura pueden complementar y mejorar el enfoque de la medicina occidental.

Cerrando la brecha entre la medicina tradicional china y su vida moderna

Hoy en día usted tiene televisión, teléfonos móviles, autos y toda la parafernalia de la modernidad.  Pero, ¿cómo es que el conocimiento de una medicina surgida miles de años antes del internet —o incluso antes del microscopio— puede ayudarle en la actualidad?

Todo es cuestión de conexión.

La medicina tradicional china se basa en la conexión que usted tiene con el mundo que lo rodea. Y los principios del Qi —el flujo de energía a través de su cuerpo— se basan en la conectividad de todo su cuerpo.

Usted no tiene que memorizar los términos o las listas de remedios para conectar su vida moderna con las tradiciones que han superado la prueba del tiempo.  Las observaciones y tratamientos podrían ser algo que puede explorar, y cosas como los masajes terapéuticos y las artes marciales son bastante comunes hoy en día.

Pero ni siquiera tiene que ir tan lejos.  El entendimiento de la medicina tradicional china y la incorporación de sus principios en su vida puede ser sencillo.

Comience por asumir un enfoque holístico.  Fortalezca sus conexiones con el mundo externo (con cosas como la jardinería o con un “baño de bosque”) y las conexiones que hay dentro de su cuerpo.  Piense en la manera en que su intelecto, sus emociones y su ser físico están unidos, por ejemplo.  Esa es una manera sencilla en la que los principios de la medicina tradicional china pueden ayudarle a fortalecer su salud y bienestar holísticos y puede guiarlo a medida que usted vaya desarrollando un estilo de vida más saludable que conecte los pilares de la salud física, emocional, medioambiental, nutricional y espiritual.