Vías de desintoxicación hepática

liver detoxification

El hígado es un órgano esencial. Tiene una función en el metabolismo, en la digestión, en el almacenamiento de energía y en la producción de hormonas. También es el principal órgano de desintoxicación del cuerpo.

La desintoxicación que se lleva a cabo en el hígado está compuesta por dos categorías conocidas como vías de desintoxicación hepática Fase I y Fase II.

Vía de desintoxicación hepática Fase I

La desintoxicación hepática es la primera línea de defensa contra las toxinas. Consiste en un grupo de enzimas conocidas como la familia citocromo P450. Las enzimas ayudan a neutralizar sustancias como el alcohol y la cafeína. Ofrecen protección convirtiendo estas toxinas en unas que sean menos dañinas.

Los subproductos de la desintoxicación hepática Fase I aun representan una amenaza tóxica para el cuerpo. Si se permite que las toxinas se acumulen y permanezcan en el hígado, pueden dañar el ADN y las proteínas. Es la función de la desintoxicación hepática Fase II asegurarse de que esas toxinas no se acumulen. Esto genera la neutralización final de las toxinas de manera que puedan ser eliminadas del cuerpo.

Vía de desintoxicación hepática Fase II

La desintoxicación hepática Fase II neutraliza los subproductos de la desintoxicación hepática Fase I y otras toxinas restantes. Esto se logra haciendo que las toxinas sean solubles en agua, de esta forma pueden ser excretadas del cuerpo. Este proceso se conoce como conjugación. El glutatión, el sulfato y la glicina son las moléculas primarias responsables de este proceso.

Bajo condiciones normales, las enzimas de la desintoxicación hepática fase II producen bajos niveles de glutatión. En temporadas de elevados niveles de estrés tóxico, el cuerpo aumenta la producción de glutatión.

Glutatión

El glutatión es tan importante para los humanos que se conoce como “el antioxidante maestro”. Lo llaman así porque es el antioxidante que más abunda en el cuerpo y puede regenerarse en el hígado.

El glutatión lo encontramos en los espárragos, en el aguacate, en las espinacas, en el brócoli y en algunos suplementos. Tristemente, las fuentes alimenticias de glutatión son escasamente absorbidas por el cuerpo. Las enzimas digestivas pueden descomponerlo antes de que pueda ser absorbido. Además, no hay un sistema de transporte directo para el glutatión.

Si bien el glutatión es escasamente absorbido, la dieta sí desempeña una función en los niveles de glutatión que hay en el cuerpo. El cuerpo necesita elementos estructurales clave para producir glutatión, y se sabe que ciertos alimentos y nutrientes los aportan. El consumo de estos elementos estructurales puede incrementar la producción corporal de glutatión. Entre éstos está el selenio, la vitamina E, las crucíferas, el ácido alfa lipoico, el cardo lechero y la N-acetil cisteína.

glutathione foods

Vitamina C

La vitamina C también es importante para las vías hepáticas desintoxicación. Ayuda a proteger del daño oxidante las enzimas de desintoxicación hepática creadas en las vías de desintoxicación hepática fase I y fase II. La vitamina C ayuda a proteger del daño oxidante los tejidos del hígado. Algunas investigaciones también sugieren que la vitamina C podría tener una función en la eliminación de toxinas.

La vitamina C es rigurosamente controlada en el cuerpo. Los niveles en sangre están principalmente determinados por la ingesta de vitamina C y la regulación de los riñones. Las investigaciones muestran que algunos fitoquímicos pueden incrementar los niveles plasmáticos de vitamina C, incluso en la ausencia del consumo de vitamina C.

Alimentos más ricos en vitamina C:

  • Melón
  • Toronja o pomelo
  • Melón chino
  • Kiwi
  • Mango
  • Naranjas y otras frutas cítricas
  • Fresas
  • Sandía

Investigación clínica sobre el incremento en la producción de glutatión

Un grupo de científicos llevó a cabo un estudio doble ciego controlado con placebo en torno a una mezcla de nutrientes. El objetivo era determinar si favorecían el aumento del glutatión y la vitamina C en plasma.

El grupo de intervención del estudio utilizó el producto Hepasil DTX™, proporcionado por USANA Health Sciences. Hepasil DTX contiene biotina, colina, extracto de cardo lechero, N-acetil cisteína, ácido alfa lipoico, concentrado de brócoli, extracto de té verde, extracto de la fruta del olivo y extracto de cúrcuma.

Quince voluntarios sanos participaron en el estudio. A los participantes se les suministró Hepasil DTX o un placebo durante 28 días. En los días 1, 14 y 28 se tomaron muestras de sangre para medir la vitamina C y el glutatión en plasma.

Resultados del estudio

  • Hepasil DTX incrementó el glutatión plasmático dos horas después del primer tratamiento e incrementó significativamente el glutatión plasmático ocho horas después del tratamiento.
  • Los niveles plasmáticos de glutatión aumentaron 74 por ciento al final del estudio.
  • Hepasil DTX aumentó significativamente los niveles plasmáticos de vitamina C apenas dos horas después del primer tratamiento. Esto se mantuvo durante la totalidad de la fase aguda (intervalos de 0-8 horas)

Los resultados mostraron un efecto sinérgico de estos nutrientes. La fórmula del tratamiento elevó los niveles tanto de glutatión como de vitamina C, mejoró la capacidad del cuerpo para utilizar el glutation en las reacciones de desintoxicación y también aumentó la capacidad antioxidante del cuerpo.

Un informe de seguimiento mostró que los incrementos tanto de glutatión como de vitamina C tienen beneficios clínicos. Los sujetos que tomaron Hepasil DTX eran significativamente más resistentes al daño oxidante que los que tomaron el placebo.

Conclusión del estudio

Estos resultados respaldan investigaciones previas mostrando que algunos fitoquímicos pueden incrementar los niveles plasmáticos de vitamina C, incluso en la ausencia del consumo de vitamina C. También ofrece una mezcla específica de ingredientes que pueden utilizarse para aumentar la producción de glutatión en el cuerpo.

Referencias

Flora K, Hahn M, Rosen H, Benner K. Milk thistle (Silybum marianum) for the therapy of liver disease. Am J Gastroenterol. 1998;93(2):139-43.

Guo J, Prokai-tatrai K, Nguyen V, Rauniyar N, Ughy B, Prokai L. Protein targets for carbonylation by 4-hydroxy-2-nonenal in rat liver mitochondria. J Proteomics. 2011;74(11):2370-9.

Hepasil DTX™ Increases Antioxidant and Detoxification Capacity by Boosting Glutathione and Vitamin C (1)

Hepasil DTX™ Increases Antioxidant and Detoxification Capacity by Boosting Glutathione and Vitamin C (2)

Kesinger NG, Stevens JF. Covalent interaction of ascorbic acid with natural products. Phytochemistry. 2009;70(17-18):1930-9.

Kuiper HC, Langsdorf BL, Miranda CL, et al. Quantitation of mercapturic acid conjugates of 4-hydroxy-2-nonenal and 4-oxo-2-nonenal metabolites in a smoking cessation study. Free Radic Biol Med. 2010;48(1):65-72.

Kuiper HC, Miranda CL, Sowell JD, Stevens JF. Mercapturic acid conjugates of 4-hydroxy-2-nonenal and 4-oxo-2-nonenal metabolites are in vivo markers of oxidative stress. J Biol Chem. 2008;283(25):17131-8.

Manna SK, Mukhopadhyay A, Van NT, Aggarwal BB. Silymarin suppresses TNF-induced activation of NF-kappa B, c-Jun N-terminal kinase, and apoptosis. J Immunol. 1999;163(12):6800-9.

Medina J, Moreno-otero R. Pathophysiological basis for antioxidant therapy in chronic liver disease. Drugs. 2005;65(17):2445-61.

Pabst MJ, Habig WH, Jakoby WB. Glutathione S-transferase A. A novel kinetic mechanism in which the major reaction pathway depends on substrate concentration. J Biol Chem. 1974;249(22):7140-7.

Rabovsky A, Cuomo J, Eich N. Measurement of plasma antioxidant reserve after supplementation with various antioxidants in healthy subjects. Clin Chim Acta. 2006;371(1-2):55-60.

Saller R, Meier R, Brignoli R. The use of silymarin in the treatment of liver diseases. Drugs. 2001;61(14):2035-63.

Stevens JF, Maier CS. Acrolein: sources, metabolism, and biomolecular interactions relevant to human health and disease. Mol Nutr Food Res. 2008;52(1):7-25.

Timpson NJ, Forouhi NG, Brion MJ, et al. Genetic variation at the SLC23A1 locus is associated with circulating concentrations of L-ascorbic acid (vitamin C): evidence from 5 independent studies with >15,000 participants. Am J Clin Nutr. 2010;92(2):375-82.

Wellington K, Jarvis B. Silymarin: a review of its clinical properties in the management of hepatic disorders. BioDrugs. 2001;15(7):465-89.

 

¿No encuentra lo que busca? Repita la búsqueda o mande una pregunta aquí