Un mayor consumo de magnesio está relacionado con una respuesta inmunológica normal y saludable

Almond in Shell - close-up

El magnesio (Mg) es un mineral esencial que tiene muchas funciones importantes en el cuerpo y es necesario para más de 300 enzimas.  La ingesta inadecuada de magnesio se ha relacionado con muchas enfermedades inflamatorias crónicas o metabólicas como la hipertensión, el síndrome metabólico, la diabetes tipo 2, la osteoporosis, las enfermedades cardiovasculares e incluso con algunos tipos de cáncer.  El magnesio se encuentra más abundantemente en alimentos saludables tales como granos enteros, vegetales de hoja verde, nueces y legumbres.  Se calcula que 75 por ciento de la población estadounidense recibe menos del nivel mínimo recomendado (IDR) en la dieta.

En un nuevo estudio publicado en el European Journal of Clinical Nutrition, los investigadores estudiaron la relación potencial entre la ingesta dietaria de magnesio y la proteína C reactiva (PCR), un marcador de inflamación.  Cerca de 33,000 adultos participantes de siete estudios transversales fueron incluidos en el metaanálisis.  La ingesta de magnesio en los estudios de intervención varió entre 50 y 450 mg/día y por duraciones relativamente cortas de hasta cuatro meses.

Evidencia de los estudios de intervención mostró un potencial efecto benéfico de la ingesta de magnesio en los niveles séricos de PCR. En los estudios observacionales incluidos en la revisión, tener un nivel de PCR mayor o igual a 3 mg /L (indicando la presencia de inflamación) fue 49 por ciento más probable en el grupo con la ingesta de magnesio más baja al compararlo con el grupo con la ingesta de magnesio más alta.

Este metaanálisis y revisión apoya la conexión entre una baja ingesta de magnesio y mayores marcadores de inflamación. Los investigadores sugieren que el potencial efecto benéfico de la ingesta de magnesio en las enfermedades crónicas puede ser explicado al menos por la reducción de la inflamación.

Dibaba DT, Xun P, He K. Dietary magnesium intake is inversely associated with serum C-reactive protein levels: meta-analysis and systematic review. Eur J Clin Nutr. 2014;68(4):510-6.