¿Los productos nutricionales USANA son de grado farmacéutico?

USANA Health Sciences opera en diferentes países alrededor del mundo, y para poder vender en ellos, USANA debe cumplir con los estándares reglamentarios y de producción de cada uno de estos países, entre otros, los de la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (US Food and Drug Administration, FDA) y la Administración de Productos Terapéuticos de Australia (Australian Therapeutic Goods Administration, TGA).

La FDA exige que los suplementos alimenticios cumplan con las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) para suplementos alimenticios (21 CFR, parte 111). USANA, sin embargo, se apega voluntariamente a las más estrictas BPM farmacéuticas como base de su programa de aseguramiento de calidad, el cual regula prácticamente todos los aspectos de la producción, incluidos diseño y mantenimiento de las instalaciones, especificaciones y control de materias primas, validación de proveedores, diseño y prueba de los productos, y más. Este apego voluntario a las BPM farmacéuticas significa que USANA trata los suplementos nutricionales con el mismo cuidado que se tratan los medicamentos de venta libre. Además, cuando corresponde, USANA prueba voluntariamente sus suplementos para asegurarse de que cumplan con los confiables estándares y especificaciones de la Farmacopea de Estados Unidos (United States Pharmacopeia, USP) en cuanto a potencia, uniformidad y desintegración. Asimismo, USANA cuenta con el Registro de Establecimientos Farmacéuticos de Estados Unidos, es decir, que USANA opera en instalaciones registradas por la FDA de conformidad con los estándares más exigentes posibles de la FDA para fabricantes.

La TGA ordena que los fabricantes sigan una serie de prácticas idénticas a las de la industria farmacéutica de Estados Unidos. Como proveedor australiano, USANA es investigado y auditado por la TGA para asegurarse de que cumpla con los estándares de las BPM.

Aparte de cumplir con los criterios de las auditorías que regularmente aplica la TGA, USANA ha obtenido la certificación de sus BPM por parte de una entidad independiente. Desde 2006, las instalaciones de producción de USANA en Salt Lake City, Utah, cuentan con la certificación de que cumple con los requisitos de las buenas prácticas de manufactura para suplementos alimenticios de la NSF/ANSI establecidos por NSF International. De acuerdo con dicho organismo, “el registro de sus BPM refleja un compromiso continuo de asegurar la calidad y la satisfacción, y otorga a las compañías la confianza de que su organización opera de acuerdo con las buenas prácticas de manufactura establecidas”. Además, algunos de los suplementos USANA han sido evaluados y aprobados por ConsumerLab.com, proveedor independiente líder en resultados de pruebas e información.

USANA es también miembro de la United Natural Products Alliance, asociación de compañías fabricantes de suplementos alimenticios y alimentos funcionales que comparten el compromiso de ofrecer a los consumidores productos naturales de calidad superior, benéficos y confiables.

La misión de USANA es desarrollar y ofrecer productos de la más alta calidad con base científica. Como una producción deficiente puede destruir hasta la mejor base científica, USANA es una de las pocas compañías que produce casi todos sus productos en sus propias y modernas instalaciones. Para asegurarse de que las fórmulas desarrolladas en los laboratorios de USANA se produzcan de forma consistente, cada vez que comienza la producción se sigue el mismo proceso. Al probar rigurosamente la potencia y pureza de cada producto y aplicar las buenas prácticas de manufactura farmacéuticas, USANA es un estándar de excelencia en la producción de suplementos alimenticios.

¿No encuentra lo que busca? Repita la búsqueda o mande una pregunta aquí